¿Cuál es mi dirección IP?

Tu dirección IP es: 54.87.138.122

¿Se puede localizar mi dirección IP? Sí. Por ejemplo, se puede saber que tu dirección IP está localizada en United States. Esta es la geolocalización de tu dirección IP sobre un mapa de Google Maps:

¿Qué es la dirección IP? Una dirección IP de Internet es un conjunto de números que identifica a cada conexión que se realiza a Internet, la cual se establece a través del protocolo IP. En la versión 4 de las direcciones IP (la que más se utiliza en estos momentos), este conjunto de números se representa, de manera decimal, como cuatro números separados por puntos: "XXX.XXX.XXX.XXX". Cada uno de estos números está comprendido entre el 0 y el 255, puesto que representa un byte.

¿Cuántas direcciones IP puede haber? En teoría, la versión 4 de las direcciones IP debería permitir unos 4.300 millones de direcciones (256*256*256*256), pero hay algunas direcciones que están reservadas. Por ejemplo, las direcciones '127.x.x.x' se utilizan para pruebas locales.

¿Es siempre fija mi dirección IP? La dirección IP te la asigna tu proveedor de acceso a Internet. Dependiendo del contrato que tengas, tu dirección IP puede ser dinámica o fija. Lo más habitual es el primer caso, en cuyo caso en el momento de conectarte a Internet, un servidor (llamado DHCP) te asigna una nueva dirección IP. En el segundo caso, y generalmente pagando un dinero extra, tu proveedor de acceso a Internet te puede asignar una dirección IP fija, disponible cada vez que te conectes.

¿Para qué puede servir mi dirección IP? La mayoría de los sitios web almacenan la dirección IP de aquellas personas que los visitan, puesto que ese dato está asignado a cada persona que realiza una conexión a Internet. Esta información es utilizada para diversos objetivos:
   - almacenarlo para realizar estadísticas,
   - evitar que determinadas personas o robots accedan a las páginas,
   - saber desde qué país acceden para, por ejemplo, modificar el idioma de las páginas,
   - guardarlo para saber si una persona ha cometido un acto delictivo al visitar una página web (comentario ofensivo en un blog, transferencia bancaria no autorizada, ...)